VIDEO: El 15M Córdoba celebra su quinto cumpleaños volviendo al bulevar

Micro abierto en el bulevar

Micro abierto en el bulevar

Convocadas por Stop Deshaucios Córdoba, Iai@flautas y Acampada Dignidad, entre 30 y 50 personas se han reunido en el oficioso bulevar del 15 de mayo, formalmente bulevar del Gran Capitán. Algunas de ellas militantes y activistas de diferentes colectivos, movimientos sociales, sindicatos, agrupaciones de electorxs y partidos políticos; pero todas a título individual, sin siglas ni marcas institucionales, tan sólo las que representan a movimientos asamblearios de base. Tal y como marcaba el espíritu que nos movió a tomar la calle y no soltarla, con acampadas permanentes en la práctica totalidad de las ciudades, ante los asombrados ojos del activismo mundial que una vez más veían florecer en España la esperanza del “no pasarán”, pero esta vez verbalizada más bien en un indignado “hasta aquí hemos llegado”.

Corría mayo de 2011 y Córdoba, como todo el estado español, se llenaba de carteles llamando a la movilización. Bajo el lema de “Democracia Real Ya” se convocaban manifestaciones que generaban ilusión en unas personas, estupor en otras, y dentro de los movimientos sociales, altas dosis de suspicacia: ¿quien está detrás de todo esto? ¿es una maniobra del sistema para engullirnos? Las personas activistas, que acostumbramos a movernos por redes de confianza y apoyo mutuo, no entendíamos cómo desde la nada surgía la convocatoria que siempre habíamos soñado lanzar, la que unía todas las luchas, la que reclamaba el derecho moral a ser antisistema frente a un sistema que es antipersonas.

Intervención de la Asamblea pro-refugiadxs

Intervención de la Asamblea pro-refugiadxs

Uno de los activistas mas jóvenes del 15M, hoy con 18 años

Uno de los activistas mas jóvenes del 15M, hoy con 18 años

Intervención de Stop Deshaucios

Intervención de Stop Deshaucios

Con la mosca detrás de la oreja acudimos, y como manchas de aceite las concentraciones extrapolaban las previsiones de la propia DRY, cuando al caer la tarde, desde Sol llegaban noticias de que se acampaba de manera permanente e indefinida. Y como fichas de un serpentín que van cayendo, una a una las plazas iban reproduciendo los asentamientos en todas partes, y una a una las lonas se iban levantando del asfalto. Porque una convocatoria pertenece a un movimiento social o grupo de personas hasta que pisa la calle. En ese momento pasa a ser de todas y todos, y lo colectivo tiende a multiplicarse creativamente, lo cual, para un sistema que tiende a homogeneizarnos y a hacernos previsibles, es alta e intolerablemente subversivo.

Cinco años después, un poco de todo, y mucho de Stop Deshaucios: Un colectivo que nos ha venido sorprendiendo con su viaje de lo general a lo particular y de vuelta. La plataforma del “sí se puede” ha conseguido, a partir de la punta de lanza de la vivienda, hablar de muchos otros derechos, y este discurso ha ido madurando hasta un día como hoy, involucrándose en la lucha del pueblo Palestino e integrando generosamente esta acción dentro de la agenda de la celebración.  El 15 de mayo también se recuerda el triste aniversario de la Nakba, y Stop Desahucios estuvo allí no sólo aportando fuerza de personas, sino haciendo suyas las consignas de la Plataforma Córdoba con Palestina. Mas tarde, ya en el bulevar, lanzó sus reivindicaciones en el micro abierto en varias ocasiones, enarboló sus cánticos continuamente, y tiñó el evento de camisetas verdes y negras.

Pero no fueron los únicos. Personas individuales, entre ellas uno de los activistas mas jóvenes de 2011, que hoy, a sus 18 abriles… que digo, mayos, tomo el micrófono, y ni corto ni perezoso, aludió veladamente a quienes “no respaldaron la acampada en su día y hoy vienen aquí a celebrarlo ¿que pretenden? Yo no los entiendo”. Al fin y al cabo somos indignadxs, no iba a ser todo como en las pelis de disney. Tampoco faltaron réplicas al “negacionismo quincemayista” que nos llega tanto desde la derecha como desde la izquierda: La asamblea pro-refugiadxs nos recordó que el 15M Córdoba salvó la vida a una persona refugiada, evitando la deportación a su país de origen donde le esperaba una condena a muerte; e invitó a visitar la página del movimiento en Córdoba donde se recopilan todas las acciones y logros.

cura valdeolleros

Conversación entre yay@flautas y veteranos de la lucha vecinal

prorefugiadxs

Mesa de recogida de firmas e información de la Asamblea Pro-refugiadxs

 

General

Bulevar 15 de mayo en uno de los momentos de más afluencia

Al fin y al cabo, desde aquel mayo nada volvió a ser igual. Aunque solo fuera porque ahora algunas viejitas y viejitos distinguen activismo de vandalismo. Aunque sólo fuera porque mi madre cambió el “tu no te metas en follones” por un “yo no voy a las manifestaciones que vayas tú, que lo paso muy mal”. Aunque fuera, únicamente, porque hoy se puede ser antisistema sin sentirse un bicho raro, o porque en el parlamento dos hombres puedan darse un pico o una mujer se atreva a dar pecho a su hija. Muchas más cosas, mucho mas profundas, cambiaron durante ese año, y en los que vinieron, pero a mi sólo esas ya me compensaron el dolor de espalda y algún que otro palo, físico o en forma de multa represiva, que nos llevamos… Que se vayan preparando, nos quedan muchos otros dolores que compensar.

Activistas de Stop Deshaucios

Activistas de Stop Deshaucios

Varias personas activistas conversan entre si.

Varias personas activistas conversan entre si.

Comida de traje

Comida de traje